Saludisima
×

Nueva técnica predice en horas nivel de recuperación tras embolia cerebral

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Una nueva técnica desarrollada por científicos en Estados Unidos podría ayudar a los médicos a predecir en horas, en lugar de días, cuán bien se recuperan los pacientes con embolia cerebral.

Investigadores del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por sus siglas en inglés), en Maryland, recomendaron la técnica, que combina la imagen de resonancia magnética (IRM), una prueba de valoración cerebral, con el número de horas desde el comienzo de la embolia para determinar la gravedad. «Esto nos permite una mayor certeza sobre la probabilidad de recuperación y asignar un número a la probabilidad», dijo Steven Warach, neurólogo del NINDS.

Mecanismo permite dar a los pacientes y a sus familias información precisa sobre las reales posibilidades de recuperación luego de accidetes cerebrovasculares.

El método permite a los médicos dar a los pacientes y a su familia una información más precisa sobre las posibilidades de recuperación. Asimismo, les ayuda a sopesar los riesgos y beneficios de los tratamientos y desarrollar nuevas alternativas terapéuticas.

El accidente cerebrovascular, ya sea embolia o derrame cerebral, es el trastorno neurológico más común y una importante causa de muerte y discapacidad. Cinco millones de personas mueren por esta causa anualmente y más de 15 millones presentan cuadros no mortales.

Las embolias ocurren cuando se forma un coágulo y bloquea el flujo de sangre al cerebro. Los derrames se producen cuando un vaso dañado en el cerebro se rompe.

La hipertensión arterial y las cifras altas de colesterol en la sangre, el tabaquismo, la diabetes y la cardiopatía son importantes factores de riesgo.

Cuando Warach y sus colegas realizaron una prueba en una nueva escala de cero a siete puntos en 129 pacientes que habían sufrido un accidente cerebrovascular, hallaron que era muy específica y precisa para determinar qué individuos iban a recuperarse.

En la revista médica The Lancet, Warwick escribió que sólo el seis por ciento de los pacientes con una calificación baja, de cero a dos en la escala, se recuperaron. Pero el 47% con calificaciones medias y el 93% con las marcas más altas se recuperaron.

Los puntos correspondían a una calificación en cada parte de la valoración clínica. La IRM determinaba el volumen de las lesiones que aparecieron durante las primeras horas después del accidente cerebrovascular causado por un coágulo que obstruía el flujo de sangre al cerebro. Los pacientes con pequeñas lesiones tenían cinco veces más probabilidades de recuperarse del problema.

Las pruebas de valoración del accidente cerebrovascular determinan la gravedad del daño cognoscitivo mediante preguntas simples y tareas que los pacientes deben contestar y realizar respectivamente. Warach señaló que el tiempo entre los primeros síntomas y la IRM indica a los médicos los cambios críticos en el flujo de sangre al cerebro.

Enviado por Jorge Urbano

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Betman

    19/01/2013 at 14:41

    ¿Como preparar a un paciente con accidente cerebro-vascular ante la muerte repentina de su padre? 1.- ¿decirle la verdad? 2.-¿ ocultarse la verdad? 3.- ¿que técnicas o herramientas son necesarias para evitar que el paciente sufra otra recaída y posible muerte ?