Saludisima
×

Picaduras de insectos en niños

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La mayoría de las picaduras de insectos solo producen una irritación local y carecen de importancia, pero un 3% de la población dan lugar a reacciones generalizadas, a veces graves, que pueden incluso llegar a producir la muerte. Los insectos, cuando pican, inyectan pequeñas cantidades de unas substancias nocivas dando lugar a dos tipos de reacciones:

LOCALES

cuando se limitan a la zona de la picadura en mayor o menor extensión o intensidad, en forma de dolor o tumefacción.

GENERALES

Alérgicas: se producen en niños especialmente sensibles en forma de urticaria, hinchazón generalizado, dificultad para respirar, o shock anafiláctico con perdida de conciencia.

Tóxicas: Síntomas parecidos a los anteriores pero debidos al ataque masivo de insectos.

CONSEJOS PRACTICOS

1. Cuando se produzca una picadura – aplíquele compresas frías-heladas y/o amoníaco (debe llevarlo cuando va de excursión con niños -> hay en farmacias amoníaco en barritas, muy fácil de portar. Es como un bolígrafo).
2. Si hay un aguijón visible – quítelo con unas pinzas o un objeto que permita la acción (Nota: hay que extraerlo siempre).
3. NUNCA exprima la zona ni la friccione – son acciones que permitirán una mejor penetrancia del veneno.
4. No se aconseja el uso de pomadas locales. “De ningún tipo”.
5. Busque inmediatamente atención médica si aprecia que el niño empieza a presentar edemas (zonas hinchadas), si le salen muchos habones (ronchas), si no puede hablar bien o si tiene dificultad para respirar.
6. Si su hijo es ALÉRGICO A LAS PICADURAS, tenga a mano medicación antihistamínica e incluso adrenalina o corticoides (su médico le indicará como debe usarla).
7. Caso de que el historial de alergia de su hijo sea importante y represente riesgo probable de presentar un cuadro de características medias-graves -> su hijo debe llevar una pulsera o placa al cuello en las que se indique el tratamiento que ha de administrarle rápidamente.
8. Tenga en su casa algún sistema para repeler los insectos, especialmente si hay niños pequeños.

Como medida preventiva, cuando decidan ir de excursión a una zona no conocida, acompañados de estos niños con problemas, han de aplicarles, en las zonas descubiertas de su cuerpo, repelentes en forma de spray o barritas los cuales pueden adquirir en las farmacias. SIEMPRE se han de dejar aconsejar por su pediatra sobre cuales son los mejores y de menos efectos secundarios.

Enviado por Jorge Urbano

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*