Saludisima
×

Remedios naturales en los niños

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Cada vez son más las madres que confían en las hierbas para atender las dolencias de sus hijos.

Desde épocas muy remotas las hierbas han cobrado protagonismo como herramientas esenciales para curar enfermedades. Si bien durante mucho tiempo, la mayoría de las personas optó por acudir a la medicina tradicional, lo cierto es que al sol de hoy también es mucha la gente que resolvió retornar a las hierbas como la mejor alternativa para alcanzar el bienestar.

No sin consultar

Cada vez son más las madres que confían en las hierbas para atender las dolencias de sus hijos y usan manzanilla, por ejemplo, para calmar sus cólicos, raíz de jengibre para los niños que no comen y necesitan un estímulo a su apetito o equinácea para eliminar el resfriado ¿Hacen bien? ¿mal? Tú eres la juez pero nuestra recomendación es que, antes de darle cualquier infusión a tu pequeño, consultes con su pediatra.

No se han probado en niños

Seguramente dispondrás de mucha información a favor de las hierbas en la que se les atribuyen efectos magníficos para contrarrestar el efecto de algunas enfermedades. Sin embargo, es bueno que estés consciente de que el efecto de muchas plantas aplicado en niños, no ha sido analizado suficientemente.

Por otra parte, hay síntomas persistentes de ciertas afecciones que dan la alarma respecto a una enfermedad grave que aún no se ha manifestado a plenitud. Por esta razón, es bueno que actúes de la mano del pediatra.

Para qué sirve

Si confías en las hierbas para tratar a tu pequeño y el médico te ha dado el visto bueno, te sugerimos algunas con su respectivo potencial:

1. Equinácea: Hace frente a los molestos síntomas de los resfriados.

2. Sábila: Su cristal, tomado directo de la planta, es excelente para la cicatrización de heridas leves. También es recomendada para limpiar las vías respiratorias y curar la tos, combinada con jengibre, miel y cebolla morada.

3. Té de lavanda: Disminuye la producción de gases en el organismo y alivia las náuseas y el mareo. Dos gotas untadas en la frente del pequeño, lo ayudan a dormir mejor.

4. Caléndula: En forma de crema, es efectiva en el tratamiento de la pañalitis y otras erupciones leves de la piel.

5. Rosamaría: Sirve para tratar irritaciones de garganta, dolores de cabeza y resfriados.

6. Menta (en forma de té): Ejerce un rápido alivio a los cólicos infantiles.

7. Jengibre: Ayuda a dormir a los niños que padecen de insomnio y previene las náuseas.

8. Camomila: Calma los dolores de estómago y los nervios alterados.

No te olvides de que…

1. Algunas hierbas como el chaparral, hierbabuena y eucalipto– son tóxicas para los niños.

2. Debes tener cuidado al administrar hierbas a tu pequeño, si éste presenta algún tipo de alergia.

3. Si el niño está tomando medicinas convencionales, los efectos de las hierbas podría interactuar y neutralizar los beneficios de aquellas en el organismo infantil.

4. Si tienes un bebé de 6 meses o menos, es mejor que no le suministres hierbas. La razón es que su tracto digestivo e hígado aún están en pleno desarrollo y carecen de la capacidad de procesar los compuestos herbáceos.

5. A la hora de comprar un remedio natural con la idea de suministrarlo a tu hijo, debes evitar aquellos que contengan alcohol porque su uso podría provocarle mareos. Es mejor optar por aquellos que contienen glicerina a modo de preservativo.

Enviado por Grecia Alemán

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Ruth Granados

    27/11/2014 at 05:54

    yo hice la pregunta pues no se si deba, me dijeron que lo haga.

  2. Ruth Granados

    27/11/2014 at 05:51

    se puede bañar a los bebes con agua de manzanilla y poner una hojita de matico para lavar su nalguita, pues tiene pañalitis