Saludisima
×

Respiración en el bebé

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El color del recién nacido es probablemente el índice singular más importante de la función cardio-respiratoria. El “buen color”, coloración rojizo – rosado, habla de la integridad de estos dos sistemas. La frecuencia respiratoria en el bebé oscila entre 40 y 60 respiraciones por minuto.

Todos los recién nacidos son respiradores periódicos regulares y los prematuros lo son más que los de término. Así, pueden respirar a frecuencia mediana por un minuto, y después descansar de 5 a 10 segundos para volver a empezar. Durante este período de descanso no debe variar la coloración de la piel, si esto sucede, tenemos una apnea, lo cual es una situación delicada que requiere de estudio y tratamiento.

Normalmente, la inspiración es aproximadamente igual a la espiración. En un bebé en término no debe existir quejido al respirar, ni aleteo (es el movimiento de las alas nasales) ya que estos son datos de dificultad respiratoria. Al llorar, los recién nacidos presentan una retracción en el tórax, que si no se presenta ningún otro problema debe considerarse normal.

Otra señal de alerta es cuando un niño presenta taquipnea (aumento del número de respiraciones), ya que puede obedecer a problemas sencillos como la fiebre, o problemas más serios como una neumonía.

Lo más común, es la presencia de una respiración ruidosa, que es diferente de una respiración esterterosa (con ruidos que provienen del pecho); la primera sólo habla de congestión nasal, pero la segunda muy probablemente hable de que hay congestión a nivel bronquial; el niño puede “silbar” (respiración sibilante) al respirar, y esto amerita ver al médico, prácticamente de urgencia.

Enviado por Jorge Urbano

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*