Saludisima
×

Siempre tengo caries

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las caries dental son las enemigas temidas de los dientes, sobre todo cuando los atacan frecuentemente. El 98% de la población latinoamericana sufre de esta enfermedad crónica y es la causa principal de extracciones dentarias antes de los 30 años. Pero, sin duda, ataca más a unos que a otros.

La predisposicón a las caries puede estar determinada por factores genéticos o por enfermedades de la madre durante el embarazo. Pero también influyen los hábitos de higiene, el régimen alimenticio y la visita periódica al dentista.

La caries dentaria es un proceso infeccioso caracterizado por reacciones químicas y microbiológicas que llevan a la destrucción total del diente, avanzando desde la superficie hasta el interior, si no se trata a tiempo.

Los factores inevitables que influyen en que los dientes sean más o menos susceptibles a las caries son:

Factores genéticos: existen familias que tienen una mayor predisposición a las caries.

Factores intrauterinos: se pueden presentar ciertas alteraciones en el período de gestación de los tejidos duros, que son los huesos y dientes. Un ejemplo de esto es una desnutrición de la madre o un estado infeccioso como una rubéola materna entre las sexta y novena semana de embarazo.

Sin embargo, hay otros factores que sí dependen de cada persona para prevenir las caries. El Dr. Jesús Vargas Lozano, cirujano dentista de la Universidad de Guadalajara, en México, explicó que el cuidado de los padres es muy importante en la prevención de caries y otras enfermedades bucales. “Se debe tener un hábito alimenticio balanceado, alto en fibra, vitaminas, leche, frutas y verduras. En lo posible es necesario evitar los carbohidratos, los dulces, las golosinas, la comida chatarra y las bebidas gaseosas. Todo esto se debe acompañar con un escrupuloso cepillado tres veces al día o después de cada comida”, agregó el especialista.

El Dr. Gastón Mora, cirujano dentista de la Universidad de Chile especializado en rehabilitación, explica que los cuidados comienzan desde la niñez: “los niños deben comenzar sus visitas al dentista a los dos años. Estas consultas deben hacerse dos veces al año. El especialista aplicará fluoruro y sellará las fisuras de los dientes para prevenir las caries. Si no se hace esto cada seis meses, el niño o el adulto estará más expuesto”.

También se puede reforzar la prevención en la casa. Para el Dr. Vargas, “el dentista utilizará sus conocimientos y experiencia para recomendar enjuagues y pastas medicadas para fortalecer los dientes frente a las caries”.

La importancia de la comida

El hábito dietético es muy importante para combatir las caries. Así lo demuestra un estudio realizado en México, que explicó el Dr. Vargas.

En México, hace unos años se pudo ver en el campo una mejor salud dental. Las madres amamantaban a sus hijos y cuando éstos crecían, se les daban alimentos bajos en carbohidratos y altos en fibra; también su dieta contenía poca carne y hacían mucho ejercicio al sol.

Esta vida más tranquila, dio como resultado personas más saludables en todo aspecto, incluyendo los dientes, encontrando hombres de 60 años libres de caries, con sus piezas dentales más desgastadas pero sanas.

En cambio, hoy los niños en las ciudades tienen una alimentación más deficiente, con una dieta en la que abundan las golosinas, grandes cantidades de carbohidratos y bebidas gaseosas con alto nivel de ácidos como el cítrico y el fosfórico.

Se encuentra aquí una población con una importante incidencia de caries y niños de 8 o 9 años con molares permanentes muy destruidas.

Por Grecia Alemán

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*