Saludisima
×

Tablaestela o 'Wakeboarding', la nueva moda en el deporte acuático

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Si a usted le gusta el agua, la velocidad y busca algo diferente para retar su cuerpo, debiera considerar “wakeboarding” o Tablaestela -uno de los deportes acuáticos de mayor auge en los últimos años-. Se llama así por la tabla diseñada especialmente para viajar sobre el agua, o en inglés “wake“, de una lancha rápida.

Este deporte nació en California para mediados de los años 80 cuando Tony Finn ajustó dos bandas de goma a su tabla de surf, y procedió a montarla detrás de una lancha. Un par de años después comenzaron las competencias de “wakeboarding”, que ahora es incluido en el programa de los “Summer X Games” de la cadena ESPN. El centro actual del deporte se encuentra en la ciudad de Orlando, Florida.

“Wakeboarding es el deporte acuático de más crecimiento en el mundo, y eso es un hecho”, afirma Earl Murk, instructor del Miami Wakeboard & Ski Camp. La tabla se asemeja a una tabla de surfeo con las puntas picadas, y mide un promedio de 1.3 metros.

Murk atribuye la popularidad de wakeboarding a la versatilidad del deporte que combina elementos de otros deportes de tabla más conocidos. “Uno puede hacer un salto mortal como en el ‘snowboarding’ (esquiar en tabla sobre nieve), virar sobre el agua como con una tabla de surfeo y agarrar la tabla en el aire y hacer trucos como se hace con los ‘skateboards‘ (patinetas)”, comenta.

Es impresionante observar a los expertos de este deporte en acción. Cuando entran o salen del agua pueden saltar hasta 2 metros o más en el aire y se mantienen flotando así por hasta 5 segundos. Pero según expresa Murk, todos pueden disfrutar del “wakeboarding” independiente de su edad y condición física.

“Tuvimos una doña de casi 60 años que vino aquí, y lo pasó de lo más bien”, dice Murk, que añade que la mayoría de sus clientes son de unos 20 años. “Gente de todo el mundo viene aquí. Vino un cirujano de Turquía, abogados, médicos y mucha gente rica que hace yo no sé que”.

Murk dice que para el novato, ayuda mucho saber esquiar sobre agua-“waterskiing”- porque para arrancar hay que subir en el agua de la misma manera. Pero a diferencias de ese deporte, la lancha viaja a una velocidad de 20 a 22 millas por hora, comparado con las 25 a 30 millas por hora para el “waterskiing” tradicional.

Desde el punto de vista de ejercicio, dice que el deporte afecta mucho los músculos de los hombros, músculos laterales, de la espalda y las piernas. Vanessa Martin, una joven brasileña que comenzó a practicar el deporte hace poco, puede dar fe que el “wakeboarding” trabaja los músculos.

“Es tremendo ejercicio”, dice la modelo de 27 años. “El día siguiente (de su primera vez) no podía moverme. Me dolían músculos que yo ni sabía que existían”.

Martin se emocionó la primera vez que intentó el deporte porque logró subir sobre el agua sin caer. Relata que le gustaría aprender trucos avanzados porque tuvo un exnovio en Brasil que hacía competencias de surfing y sabe todo la terminología. “Yo conozco muchos de los trucos, pero ponerlos en la practica es algo diferente”, dice.

Martin reconoce que le gustan más los deportes como el “wakeboarding” porque son menos monótonos que otros regímenes de acondicionamiento físico, como las pesas o aeróbicos. “La mejor forma de ejercitarse es hacer deportes,” afirma. “A mi no me gusta ir al gimnasio, y pasarlo contando, ‘uno, dos, tres, cuatro’…”.

KARL ROSS

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*