Saludisima
×
Sobrepeso
Sobrepeso

Cuando el peso se convierte en un problema

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La obesidad aparece cuando no existe un equilibrio entre lo que consumimos y lo que gastamos. Otros factores, como la genética o el estilo de vida, también influyen en ese desequilibrio. Para conseguir el peso adecuado es imprescindible saber qué comemos y cómo comemos. Apúntate a la comida sana: olvídate de los alimentos que aporten kilocalorías innecesarias y opta por otros mas sanos y nutritivos.

Compra racionalmente

Alguna vez te has puesto a pensar cuántas cosas innecesarias y perjudiciales para tu línea añades al carro de la compra en el supermercado?. Evítalo elaborando una lista previa en la que incluyas únicamente lo que de verdad necesites, prescindiendo de las tentaciones que encuentres en el supermercado. Renuncia a comprar de prisa y corriendo, pues lo mas fácil es que tu carro llegue a la caja abarrotado de productos precocidos y envasados. Opta por los productos lácteos desnatados: la grasa extra de la leche entera no te beneficia en absoluto.

Cocina de forma saludable

Sobrepeso Tan importante como seleccionar los alimentos adecuados es el modo de prepararlos: quita la grasa visible de las carnes y prepara las carnes y pescados cocidos, al horno o a la plancha, evitando en lo posible los fritos y rebozados. No elimines de tu dieta las verduras y ensaladas cuando no dispongas de mucho tiempo; ten en cuenta que las verduras congeladas contienen las mismas vitaminas que las frescas y que consumirlas así te dará menos trabajo, así como comprar las ensaladas listas para consumir que encontraras en la mayoría de los supermercados. No renuncies tampoco a las legumbres: puedes consumirlas envasadas al natural.

En la mesa

No comas de cualquier manera: aunque pueda parecerte intrascendente, tu actitud en la mesa y frente al plato es determinante cuando se trata de modificar los hábitos alimentarios inadecuados. No llenes los platos hasta arriba al servir la comida: sirve una ración razonable. Come despacio, saborea los alimentos, pues así aumentaras la sensación de saciedad, y evita comer con la tele encendida.

Engordamos y adelgazamos cuando existe un desajuste entre las kilocalorías que ingerimos diariamente y la energía que gastamos. Si ingerimos mas kilocalorías de las necesarias en función de nuestra constitución y actividad física, engordaremos. En cambio, perderemos peso cuando disminuyamos la ingesta de kilocalorías y hagamos mas ejercicio. No conviertas el estar a dieta en un habito: consigue un peso estable comiendo de forma sana y equilibrada haciendo ejercicio. Distribuye las raciones de los distintos grupos de alimentos en 5 comidas diarias y no te saltes ninguna, en especial el desayuno.

Los milagrosos light

Los productos light, ligeros o bajos en calorías, contienen menos grasa que los productos normales, por lo que su aporte calórico es menos (un 30 % menos, aproximadamente). Los productos dietéticas están modificados en su composición, ya sea por disminución (por ejemplo, alimentos bajos en sodio) o por sustitución (por ejemplo edulcorante por azúcar).

Quítate de la cabeza la falsa creencia de que vas a adelgazar tomando productos light, pues no adelgazan por el solo hecho de contener menos kilocalorías, es más, el aporte calórico de muchos productos etiquetados como light se aproxima bastante al de otros productos que no lo son. Por contener menos kilocalorías son adecuados cuando se intenta controlar el peso, pero eso no significa que adelgacen.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. grimin

    16/12/2015 at 08:45

    para aquellos quienes tienen apetito hay las pastillas supresoras del apetito como sibutramina o fentermina ,tienen efectos secundarios pero son muy efectivas,se venden en http://www.meridiareductil.com sin receta medica !