Dermatitis atópica

Descripción

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel de carácter crónico que produce, generalmente, picor y que se suele asociar con antecedentes familiares o personales de alergias, asma, etc.

Causas

Se sabe que existe una susceptibilidad genética, pero se desencadena por factores ambientales.

En estos pacientes cuando se hacen pruebas a alimentos o a sustancias inhaladas dan reacciones positivas, pero estas pruebas no son específicas y de hecho, cuando se eliminan estas sustancias no determinan mejoras en las lesiones de la piel salvo a veces en individuos jóvenes.

Síntomas

Generalmente, se manifiesta en los primeros meses de vida en forma de lesiones rojas, costrosas en cara, cuero cabelludo en la zona del pañal y en las extremidades.

En niños más mayorcitos suelen ser lesiones más localizadas y crónicas, siendo típicas en la región anterior del brazo, detrás de la rodilla, párpados, cuello y muñecas. En muchos niños mejora a los 3 ó 4 años de edad, pero el pronóstico es impredecible y se pueden presentar exacerbaciones a lo largo de la infancia, en la adolescencia o durante la juventud.

El picor es muy frecuente lo que induce al rascado y a veces lesiones y complicaciones por éste, lo que produce un círculo vicioso que es necesario evitar. El abuso de fármacos y la automedicación, puede determinar la aparición de una dermatitis nueva de contacto, lo que complica la enfermedad del mismo modo que pasa con la excesiva sequedad de la piel que estos pacientes presentan.

Factores como el estrés, cambios de temperatura, humedad ambiental, ciertos aromatizantes o suavizantes textiles y la ropa de lana en algunos pacientes pueden determinar exacerbaciones.

COMPLICACIONES.

Los pacientes que presentan este problema durante muchos años, pueden desarrollar a largo plazo (a los 20¿30 años) cataratas, que a veces tiene también relación con el abuso de corticoides que muchos de estos pacientes hacen para controlar los sucesivos brotes.

Las infecciones por virus como la del herpes, pueden producir una erupción generalizada, dolorosa y a veces grave llamada eccema herpético.

La presencia de ácaros del polvo doméstico en la cama, los muebles, alfombras, cortinas, etc. pueden exacerbar (agrabar) dermatitis.

Diagnóstico

Para hacer el diagnóstico, el médico valorará los antecedentes familiares de dermatitis, así como la forma, distribución y duración de las lesiones.

A veces no es fácil distinguirla de otra forma de dermatitis llamada dermatitis seborreica o de la dermatitis por contacto que se produce en cualquiera. Para confirmar el diagnóstico, a veces es necesario ver la evolución o hacer una biopsia de la piel.

Tratamiento

El tratamiento más eficaz consiste en aplicar cremas de corticoides diariamente. Cuando las lesiones no son muy intensas y existe el riesgo de producir efectos secundarios por la aplicación masiva durante mucho tiempo de esteroides, puede resultar útil aplicar cremas de vaselina blanca, aceite vegetal nitrogenado o vaselina hidrófila. Además, se deben evitar en la medida de lo posible los factores precipitantes y los fármacos tópicos complejos.

Es muy importante mantener la piel bien tratada, lo que reducirá la necesidad de utilizar tan frecuentemente cremas de esteroides que puedan tener a largo plazo efectos secundarios sobre la función de la glándula suprarrenal.

En personas de más edad, se puede ensayar el tratamiento con radiación ultravioleta tipo B o tipo A. Este tipo de terapia está contraindicada en niños pequeños por sus efectos secundarios a largo plazo.

La aplicación de jabón en las zonas afectadas o el reblandecimiento que produce con la inmersión en baños de agua, hace aconsejable restringir éstos en la medida de lo posible, para evitar la irritación, también resulta útil aplicar aceites para lubricar la piel antes de que ésta se seque después de la ducha.

Para aliviar el picor, se pueden utilizar fármacos antihistamínicos, aunque suelen producir sedación y sueño a veces. La doxepina es un fármaco muy activo que incide sobre los factores psicógenos que acompañan al picor intenso que padecen algunas veces estos pacientes, resultando útil en algunos casos.

Consejos y recomendaciones

Otras medidas recomendables son:

Mantener las uñas cortadas para evitar las lesiones por rascado, que frecuentemente se sobreinfectan dando lugar a una dermatitis bacteriana secundaria.
El uso de corticoides por vía oral, debe ser utilizado como último recurso y nunca deben mantenerse más de dos semanas para evitar los efectos secundarios en el resto del organismo como de especificación de los huesos, interferencias con la función de la glándula supra renal, etc.
En casos muy graves y resistentes a otros tratamientos se puede utilizar en una unidad especializada medicamentos del tipo de la ciclosporina o el tacrolimo, que no tiene efectos generales y puede ser útil en niños o adultos con formas graves de esta enfermedad.
Excepcionalmente, será necesario el ingreso hospitalario para tratamiento intensivo dermatológico y psicológico hasta el control de la enfermedad.

Enviado por Anaís González

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.