Mujeres adictas

La adicción al alcohol y a las drogas afecta a hombres y mujeres, pero las causas que impulsan a ambos sexos a caer en la adicción tienden a ser distintas, sobre todo cuando el problerma se presenta en la adultez.

La adicción femenina tiene como principal causa la carencia de afecto. Cuando sus vínculos sociales y emocionales son escasos o inexistentes, la mujer está más susceptible a buscar escape en el alcohol u otra droga

Hasta los 80’s, los estudios y los tratamientos de rehabilitación eran diseñados para varones. Por ello, en 1983 una publicación del Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Drogas de Estados Unidos, concluyó: “…muchos de los problemas de las mujeres consumidoras no son menores, iguales o superiores a los de los hombres adictos, sino propios de las mujeres lo que requiere explicarlos desde su propio marco de referencia”.

Para la mujer, las relaciones sociales y los vínculos afectivos son necesarios para aumentar su autonomía y autoestima. Esta es la explicación de por qué la causa de su adicción se encuentra en el aislamiento, ya que son fuentes de ansiedad, depresión y estrés que tratan de olvidar o “superar” a través de las drogas y el alcohol.

“Las razones por las cuales las mujeres caen en el abuso es multifactorial pero, generalmente, tienen que ver con un pobre desarrollo afectivo o con alguna disfunción familiar”, explica Paulina Opazo, asistente técnico en rehabilitación de drogas y directora de tratamiento de la Comunidad Terapéutica de los Hogares Crem, en Santiago de Chile. Opazo agrega que “cada una tiene un fuerte dolor emocional. Llegan con una pobre autoestima, diciendo que se sienten fracasadas en todos los aspectos”.

Distintos nombres para una misma adicción

Las adicciones más frecuentes son a los fármacos -como benzodiacepinas y anfetaminas-, al alcohol, a la cocaína y a la marihuana.

Fármacos: los usa para evadir los conflictos. La tolerancia que se va produciendo a su acción obliga a subir la dosis, con el consiguiente trastorno de la vida cotidiana. Cuando se ha producido una intoxicación, la familia se asusta, el médico tratante las deriva a un siquiatra y es ahí donde incursionan en los programas de tratamiento.

Alcohol: “Cuando es la mujer alcohólica, la familia toma las riendas del asunto porque es socialmente indigno que una mujer esté borracha. Por lo general, los amigos y la pareja la abandonan, y los padres se hacen cargo de ella. Llegan a terapia cuando la situación familiar se vuelve intolerable”, explica Opazo.

Cocaína: “La cocaína tiene el mismo perfil del alcohol, pero la diferencia radica en que la mujer puede trabajar y consumirla al mismo tiempo. El problema es que se empieza a deteriorar la conducta, comienzan los problemas económicos, los robos en la casa y la pérdida de peso”.

Marihuana: más frecuente en las adolescentes, combinando su consumo con el de alcohol. Las jóvenes llegan a casa en una condición evidente de consumo de drogas. En algunos casos, sufren un trastorno conductual: faltan al colegio, baja el rendimiento escolar, hay un evidente cambio de personalidad, se identifican con los grupos más marginales, se ponen irreverentes e insolentes con la familia, no respetan a la autoridad, se fugan de la casa y no obedecen los catigos que les imponen los padres.

Grandes pérdidas

Cuando la adicta es una mujer adulta, sus conductas de transgresión se manifiestan sólo dentro del hogar, ya que la sanción social a la que se puede exponer es muy severa. Por ello, son frecuentes los sentimientos de culpa y de vergüenza que la obliga a ocultar su condición y sus redes de apoyo van desapareciendo. “La adicción femenina es muy poco ventilada. Quizás el hombre y los adolescentes consumen con los amigos o compañeros de trabajo. La mujer está menos rodeada de personas, sobre todo después de los 21 años”, explica Paulina Opazo.

Y agrega: “nuestra comunidad tiene éxito porque a la mujer se le da un espacio íntimo, tranquilo, de mucha confianza con un trabajo humano afectivo muy importante. El objetivo es ella que aprenda a hacerse cariño y a reconocer sus necesidades”.

La idea es que logre asumir las consecuencias del problema, que muchas veces son irreversibles. “Si el marido la abandonó por su situación, lo más seguro es que no vuelva, si en un momento dejó a sus hijos con sus padres, puede que ellos no quieran volver a vivir con ella. Por eso, la idea no es arreglarle el panorama para que recupere su vida. Lo fundamental es que cambie su proyecto”, dice la terapeuta.

Propias realidades

El tratamiento que se emplea para la mujer adicta es cognitivo-conductual. Lo primero es volver a formar hábitos. Una vez que esto se logra, se integran otras cosas. No existe un programa único, porque cada caso es una realidad distinta. Lo ideal es una internación mínima de un mes para asegurar abstinencia y poder evaluar que si serán capaces de mantenerse limpias.

Que la terapia sea residencial, ambulatoria o vespertina no depende sólo de la severidad del consumo. Es necesario considerar factores anexos, como los hijos para las adictas adultas o los estudios para las adictas adolescentes.

“Eso sí, la mujer tiene un punto a favor: hemos notado que por el solo hecho de ser madre, la mujer es mucho más emprendedora y empeñosa, se aferra a la vida, se esfuerza por valorizarse y anhela la salida” concluye Paulina Opazo.

Enviado por Carlos Mory.

 

Comentarios de los lectores

3 comentarios para “Mujeres adictas”

  1. el 14 May 2013 a las 15:13carolina moya

    hola mi nombre es carolina , y necesito ayuda ,tengo a mi madre de 46 años que se encuentra enferma de alcholismo y drogadiccion ,y necesito ayudarla por favor

  2. el 14 May 2013 a las 15:14carolina moya

    hola
    mi nombre es carolina y necesito ayuda para mi madre que es adicta al alcohol y las drogas , y necesito ayudarla

  3. el 21 Jun 2013 a las 22:19jorge

    Si alguno de tus seres queridos tiene problemas con el alcohol, seguramente te preguntaras como ayudarlo. Claro que puedes ayudarlo, pero existen aspectos que debes tener en cuenta para alcanzar el objetivo. Demostrando firmeza y paciencia podras hacerlo. Si no las pones en practica, podrias incluso colaborar a que sumerja aun mas en el alcohol.

    El camino de rehabilitacion del alcoholico puede ser largo y dificil, pero hay esperanzas. Primero, debes informarte de los modos en que puede recibir ayuda. De otra forma, intentar aconsejar o ayudar a un alcoholico puede ser una experiencia frustrante. La situacion es tan compleja y confusa que requiere de dos caracteristicas en particular:

    Paciencia y firmeza

    La paciencia y longanimidad son dos aspectos del caracter humano que no se logran con facilidad pero son importantes para ayudar a un ser querido que se encuentra atrapado en la telarana del alcohol. Esto aplica a todos los que lo rodea, sean familiares, companeros de trabajo o estudio, amigos, medicos y hasta los guias religiosos.

    Con estas caracteristicas presentes, debes llevarlo a un centro de rehabilitacion donde puedan brindarle la ayuda medica que necesita, tanto fisica como psicologica, a fin de vencer el problema de la bebida. Y si el llego al punto de pedir ayuda por si mismo, ejercer longanimidad y paciencia para ayudarlo en el comienzo de la rehabilitacion, de modo de recuperar su bienestar y transformarse en un ser valioso para la familia y la comunidad. El comienzo sera dificil para ti y tambien para todos aquellos que quieran ayudarlo.

    El actor mexicano Eduardo Santamarina admitio que es alcoholico bajo tratamiento. “Tocas fondo cuando ya no puedes mas. Cuando te empiezan a asaltar las ideas de suicidio, que no te gusta nada, no te gusta el agua fria, no te gusta el agua caliente, no te gusta el agua tibia, empiezas a tomar por todo y por nada y ya nada te es suficiente”, dijo en el programa “Don Francisco Presenta”.

    La otra caracteristica fundamental que necesitas desplegar si deseas ayudar a un ser amado a recuperarse del alcoholismo es la firmeza. En algun lugar y de alguna forma, solemos aceptar y excusar a quien bebe en exceso. Pero ese es un error.

    Es clave que lo reprendas pues en su progreso hacia el alcoholismo, el o ella desarrollan tres caracteristicas: Se tornan peritos en la mentira. Procuran alguien en quien apoyarse y se torna muy dependiente. Piensa solamente en su persona y prefiere quedarse en soledad. De hecho, su personalidad se transforma en egocentrica y antisocial.

    Si quieres ayudar a tu ser querido alcoholico, no solamente el vicio debe ser debilitado y acabado, sino que su personalidad debe ser redirigida y transformada. Si te miente, debes hacerle saber, con calma y firmeza, que ves su mentira. Cuanto mas temprano llegue al punto de encarar la verdad, mas rapido se liberara de este vicio que acaba con la salud y la vida de miles de personas a traves de todo el mundo.

    Felix Stuart es un experto en tratamiento del alcoholismo y esta revelando secretos para superar el vicio del alcoholismo, para saber mas de el haz clic aqui ahora mismo

    [URL eliminada por vender producto]

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.