Perder peso, pero con conciencia!

Mariana P. es una adolescente normal, aunque según su opinión, tiene un problema: no encuentra unos jeans donde colocar sus 96 cm de cadera. Quizás te encuentras en la misma situación que ella, que odia ir de compras porque la deprime. “No me entre nada y por eso me acerqué a un instituto-de los que están de moda-para adelgazar”, dice esta chica de 16 años.

Al igual que Mariana, muchas chicas se sienten desilusionadas a la hora de comprar una prenda y para evitarlo comienzan las interminables “dietas torturantes”, que en la mayoría de los casos, no conducen a ninguna parte.

Para bajar de peso, “lo mejor es comer, pero comer bien y sano”.

“Lo malo es la publicidad donde se proponen cosas imposibles. Lo que hacen es crear falsas expectativas que cuando no se logran frustran a la persona”, aclara el doctor Norberto Ruso, director de la Asociación para la Prevención y Ayuda de los Desórdenes Alimenticios (APADAVIS).

Por otro lado es muy complicado explicar-y a nosotros comprender-que tal vez nuestro tipo físico nunca nos posibilite tener el cuerpo que soñamos. Es complicado-y frustrante-darse cuenta que ni siempre se puede tener el cuerpo de la modelo que admiramos. “Es ahí, usando las desilusiones como aliadas, que las dietas milagrosas y las pastillas mágicas hacen sus víctimas, muchas veces fatales”, dice Ruso.

En los últimos 30 años aumentó el énfasis puesto sobre las dietas. “Primero para evitar desórdenes provocados por la obesidad, pero en la última década, debido a la cultura de los delgados. ¿Cuántos modelos gorditos conocemos?”, pregunta la nutricionista María De Leo, especialista en adolescentes. “Pero nadie se pregunta si son sanos. Es ahí que está el problema. Muchas veces para estar delgados nos descuidamos de lo más importante: la salud“.

“Las dietas pueden ser malas para tu salud si quieres perder peso de un día para el otro y para lograrlo dejas de comer”, continúa De Leo. “Tu cuerpo necesita tiempo para adaptarse al nuevo programa alimenticio, en el cual no debes dejar de lado ninguna de las cuatro comidas diarias”.

Para bajar de peso, “lo mejor es comer, pero comer bien y sano”, aconseja la especialista en nutrición Alejandra Sadaba. “No deben faltar en tu dieta una buena dosis de proteínas, principalmente en el desayuno”.

“El ideal es bajar 0,5 ó 1 kilogramo por semana”, dice el Doctor Ruso, “No es aconsejable ir muy rápido porque la rapidez acarrea consecuencias nefastas como el denominado efecto Yo-Yo, en el cual una persona está constantemente aumentando y disminuyendo de peso”.

¿Y por qué parece que cuanto más intentas adelgazar a través de las dietas, siempre terminas subiendo de peso? Según médicos del Sistema de Salud de Hillcrest en Texas, hay una explicación fisiológica para esto.

Las dietas frecuentemente bajan el metabolismo de tu cuerpo. El cuerpo piensa que se está muriendo de hambre y por lo tanto reduce sus necesidades calóricas para sobrevivir. Esta respuesta puede durar hasta meses después de que la dieta se haya finalizado, causando que tu cuerpo gane más peso con menos calorías que antes.

Una mala alimentación puede acarrearte problemas tanto en el ámbito físico como psíquico, creándote mayores inconvenientes que el de no encontrar un pantalón donde acomodar sus medidas.

Las dietas también cambian el porcentaje de grasa del cuerpo. Una pérdida rápida de peso remueve tanto grasa como tejidos musculares de tu cuerpo. Cuando subes de peso nuevamente, como suele suceder, el peso regresa en forma de grasa. Cada dieta subsiguiente le quita músculo y grasa a tu cuerpo y lo devuelve solamente en forma de grasa.

Este patrón de dietas frecuentes y sus consecuentes subidas de peso, llamadas “dietas yo-yo”, pueden perjudicar el corazón y, sobre todo, desmoralizar y desalentar a la persona que intenta perder peso, escriben los médicos de Hillcrest.

Lo ideal es mantener una dieta balanceada, por medio de la cual tu organismo no se vea privado de ninguna sustancia que pueda ser vital para su buen funcionamiento, y debido a ello comiences a sentir: cansancio, puedas sufrir algún desmayo o tu cerebro empiece a desempeñarse mal (ya que su rendimiento depende de tu alimentación).

Los especialistas coinciden en que el secreto para que tu cuerpo funcione a la perfección y a la vez, tu puedas perder peso, no reside tanto en los alimentos sino en la forma en cómo se combinan los mismos.

Para lograr una dieta inteligente y equilibrada bastará con que le des a tu cuerpo justo lo que necesita: ni más ni menos. Para ello los expertos aconsejan comer carne, pescados, aves y huevos (para el almuerzo y la cena), porque en ellos se destacan una gran cantidad de proteínas.

En lo que se refiere a desayuno y merienda, viene bien la leche descremada con cereales y fruta fresca por la mañana y un licuado de frutas o un yogur, por la tarde, sin olvidarse que lo puedes acompañar con una porción de “algo rico” en forma moderada.

Sabada aconseja “realizar un perfil donde se detecten cuáles son los errores nutricionales que el paciente ha efectuado para poder armar un programa personalizado donde se evalúa la situación general”.

Una mala alimentación puede acarrearte problemas tanto en el ámbito físico como psíquico, creándote mayores inconvenientes que el que tiene Mariana de no encontrar un pantalón donde acomodar sus medidas. Por eso, antes de comenzar una dieta, no olvides consultar a tu médico.

MIRIAM DE PAOLI

| |

Más información sobre:
, , , .

 

Comentarios de los lectores

2 comentarios para “Perder peso, pero con conciencia!”

  1. el 18 Ene 2011 a las 11:07MARIO LOMELI

    se los quiero regalar ami esposa pero esta embarazada le ara daño

  2. el 06 Abr 2011 a las 12:45Terchi

    Yo he arrastrado el problemón jajaja del sobre peso durante años.. Finalmente y gracias a un tratamiento increible totalmente natural y dentro de los más estrictos parámetros de la salud, me lo he quitado de encima y nunca mejor dicho!jajajja.. Soy otra, mas alegre, vital, equilibrada física y emocionalmente…Lo he recibido en un centro llamado Body&Soul, está en Dos Hermanas (Sevilla) Yo sinceramente no creia que pudieran existir centros así…¿así como?..pues diferentes en todos los aspectos..es como si te reeducaran, me hicieron dar cuenta de la importancia fundamental que tiene el cuidado de la salud, tanto fisica como mental y emocional. Usan un montón de nuevas técnicas, todas ellas naturales. Allí he aprendido por ejemplo la importancia de la cromoterapia, aromaterapia y musicoterapia con la que me han ayudado durante el tratamiento, he conocido cosas como las envolturas con algas de las que nada sabia sobre sus beneficios..y me ha llamado mucho la atención que cuidaran por ejemplo de ayudarte en el servicio de dietética con acupuntura y con reprogramación metal…Una pasada!.. En fin que no puedo mas que recomendarlo a los cuatro vientos!!

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.