Saludisima
×

Un paso hacia adelante en la fertilización de mujeres estériles

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Expertos italianos han desarrollado una nueva técnica para la fertilización de óvulos humanos congelados, según publica la última edición de la revista especializada británica “Human Reproduction”.

Hasta el momento, sólo 30 niños han nacido a partir de óvulos previamente congelados desde los primeros intentos en 1986, puesto que a menudo esas células terminaban desintegrándose en la fase de refrigeración.

El grupo de investigadores de la Universidad de Bolonia, dirigido por la doctora Rafaella Fabbri, asegura que ha mejorado el proceso hasta equipararlo en eficacia a la fecundación “in vitro”.

La esterilidad o infertilidad es una cualidad atribuible a aquellas personas u otros organismos biológicos que no se pueden reproducir, bien sea debido al mal funcionamiento de sus órganos sexuales o a que sus gametos son defectuosos

Los expertos lograron un aumento del 57 por ciento en la supervivencia y fertilización de los óvulos con este método, al que denominan “método ICSI”, inyectando en las células un solo espermatozoide.

La llave del éxito fue la deshidratación gradual y completa del óvulo para minimizar el riesgo de formación de cristales de hielo, que pueden dañar las membranas de la célula, exponiendo los óvulos a protectores químicos durante más tiempo del habitual.

Además se comprobó que triplicando la cantidad de azúcar en la solución helada, se incrementaban las posibilidades de supervivencia del óvulo en más de un ochenta por ciento.

La doctora Fabbri declaró que esperaba que “muchos centros de todo el mundo adoptaran la técnica y la convirtieran en una práctica rutinaria”.

“Es muy importante que mejoremos las posibilidades de las mujeres estériles de quedarse embarazadas tras la congelación de sus óvulos, así como dar esperanzas a aquéllas que pierden su fertilidad por tratamientos médicos o pueden correr el riesgo de menopausia prematura”, concluyó Fabbri.

Enviado por Anaís García

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*