Alteraciones en el desarrollo de los dientes

Existen varias etapas en las cuales se ha dividido el proceso de formación de los dientes. En cada una de ellas se produce la formación y consolidación de las diferentes partes que conformarán la estructura del futuro diente. Por diversas causas de origen interno o externo, ese proceso normal de formación se puede ver alterado y dar al diente características atípicas o anormales

Alteraciones de número

Podría haber ausencia congénita o falta de todos los dientes. Esto quiere decir, que los dientes no se formaron y por lo tanto el niño no tendrá nunca dientes. Esta alteración puede presentarse tanto para piezas temporales como permanentes. Afortunadamente esta alteración es muy rara y generalmente está asociada a otro tipo de enfermedad general o síndrome , representado por un conjunto de signos y síntomas que caracterizan una esfermedad específica, como por ejemplo la Displasia Ectodérmica Hereditaria.

Disminución congénita en el número de dientes

Puede presentarse en la dentición temporal y permanente. Es la llamada Oligodoncia. En la dentición permanente es frecuente observar la ausencia de las cordales o terceros molares, los premolares (los segundos premolares), que deberían estar presentes a partir de los 10 años y los incisivos laterales superiores. En muchos casos hay relación con el factor hereditario.

Dientes supernumerarios

Son los que sobrepasan el número normal de dientes, o sea más de 20 dientes temporales o más de 32 en los permanentes.

Dientes pretemporales

Son estructuras que no poseen raíz y que se presentan antes de la aparición de los verdaderos dientes temporales o primarios.

Alteraciones en la forma y en el tamaño

Existen enfermedades como la sífilis que proyectan –como consecuencia de su instalación– alteraciones en los futuros dientes en el niño si la madre ha estado en contacto con el agente productor de la enfermedad. Esta afección particularmente se manifiesta en distintas etapas y una de ellas es la sífilis congénita, la cual puede asegurar características típicas en la forma de algunos dientes. La forma de los incisivos centrales se altera presentando un hundimiento en la zona central del borde con el que cortamos los alimentos dando la impresión de que el diente posee dos puntas. Del mismo modo, los primeros molares permanentes (que generalmente salen a los 6 años), pueden presentar una forma característica de mora debido a las irregularidades en su estructura.

Microdoncia y macrodoncia

Son términos utilizados para describir dientes con tamaños menor o mayor a lo normal.

También pueden presentarse casos donde dos dientes se fusionan en uno sólo dando la impresión de que es un diente muy grande. El odontólogo le orientará con el examen clínico y el radiográfico sobre el diagnóstico correspondiente, toda vez que hay que determinar si hay una raíz para ambos dientes o se trata de dos raíces , lo cual cambia el diagnóstico.

Del mismo modo podemos observar dientes con una formación de esmalte muy pobre, lo cual le proporciona a la pieza una deficiente defensa frente a las caries. Esta es la llamada Hipoplasia de esmalte.

Pueden presentarse también manchas o pigmentaciones en los dientes como consecuencia de una enfermedad determinada como la eritoblastosis fetal, la cual ocasiona alteraciones en la sangre y permite que se depositen pigmentos biliares en el esmalte. Las pigmentaciones pueden ser producto también del consumo de Tetraciclinas (un tipo de antibiótico) durante el embarazo. La producción de las manchas depende de la dosis consumida, y del tiempo que estuvo la madre en tratamiento.

Estos son algunos tipos de alteraciones que se pueden presentar en el correcto desarrollo de los dientes. Los factores hereditarios, la presencia de síndromes, retardo mental, etc, son importantes de tomar en consideración al momento de relacionarlos con el especto bucal.

Si usted conoce un poco más sobre las características normales de la formación de los dientes, del número de dientes que debe presentar su hijo a determinada edad, del consumo por parte suya de medicamentos que pudieran afectar el desarrollo normal del embarazo y se asesora con el médico tratante y su odontólogo, estará usted contribuyendo a prevenir enfermedades y sobre todo a lograr un tratamiento adecuado cuando las alteraciones ya estén presentes en la boca de su hijo. Por lo tanto se le recomienda observar bien y ante cualquier duda, acuda a su odontólogo para lograr la orientación y tratamiento adecuado.

Sonia Feldman de Tihanyi

| |

Más información sobre:
, , , , , , , .

 

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.