Saludisima
×

Con sólo caminar las mujeres reducen las complicaciones cardíacas

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Mantener las complicaciones cardíacas alejadas no implica necesariamente pasar horas en un gimnasio o levantar pesas todos los días. Un nuevo estudio sugiere que lo mejor que las mujeres pueden hacer para evitar un ataque cardíaco es caminar 30 minutos por día. El estudio, publicado en la Gaceta de Medicina de Nueva Inglaterra, es el primero que brinda evidencia contundente de que el ejercicio puede reducir significativamente el riesgo de sufrir ataques cardíacos en mujeres y de que caminar es suficiente ejercicio para este fin, dijo la autora principal, la doctora Joann Manson, profesora de medicina en Harvard.

Mientras que las investigaciones anteriores no fueron contundentes, los recientes resultados revelan que caminar enérgicamente al menos tres horas por semana disminuye los riesgos de un ataque cardíaco en un 30 a 40 por ciento y caminar cinco o más horas por semana reduce el riesgo un 50 por ciento. El estudio, realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard, la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Hospital Brigham de Mujeres en Boston, es una de las mayores investigaciones centradas en la mujer. En el estudio, que se extendió durante ocho años, participaron más de 72.000 mujeres que tenían entre 40 y 65 años cuando comenzó la investigación en 1986.

Caminar puede salvar miles de vidas

El ejercicio incide en factores relacionados con las enfermedades cardíacas, indicó Manson. Cuando hacemos ejercicio, la presión arterial y el azúcar en la sangre disminuyen y los niveles de colesterol benigno aumentan mientras que el colesterol dañino baja. Para aprovechar estos beneficios, las mujeres necesitan caminar o participar en una actividad física de moderada intensidad. La disminución de los riesgos fue la misma en mujeres que caminaron tres horas por semana que en las que dedicaron una hora y media por semana a correr, trotar, andar en bicicleta, nadar o cualquier otro tipo de ejercicio vigoroso.

Los nuevos hallazgos indican que caminar podría reducir en un tercio el número de ataques cardíacos en mujeres y brindan un nuevo incentivo para que las mujeres “se levanten de sus sillas y se pongan en movimiento”, dijo la doctora. “Nunca es demasiado tarde”, añadió Manson, quien explicó que las mujeres sedentarias antes de comenzar el estudio obtuvieron los mismos beneficios que aquellas que siempre realizaron ejercicio.

25/08/99

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*