Saludisima
×

Aprobado nuevo anticonceptivo por inyección mensual

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La administración de alimentos y drogas norteamericana (FDA) aprobó una nueva forma de control de la natalidad: una inyección mensual que evita el embarazo.

El fármaco, elaborado por la empresa Pharmacia Corporation, es una suspensión inyectable de derivados de medroxiprogesterona y estradiol, y es el primer y único anticonceptivo de uso mensual en los EE.UU.

Este nuevo producto, mercadeado con el nombre de “Lunelle“, ofrece beneficios similares a las píldoras anticonceptivas, con la conveniencia de su dosificación mensual.

Estudios que permitieron su aprobación, realizados sobre 1.103 mujeres en 42 sitios diferentes de los EE.UU durante 15 meses, demostraron que 0,5 ml aplicados mediante una única inyección intramuscular mensual, ofrecen un 99% de efectividad.

Los resultados reportaron que ninguna de las mujeres que recibieron el nuevo anticonceptivo quedó embarazada, en cambio dos de las mujeres que recibieron anticonceptivos comunes presentaron embarazos indeseados.

Las mujeres que recibieron estas inyecciones mantuvieron sus ciclos menstruales mensuales y retornaron rápidamente a sus ciclos normales de ovulación, usualmente en 2 a 4 meses. El aumento de peso promedio en este estudio fue de 1,8 kilos durante el primer año. Más del 50% de usuarias lograron embarazos deseados en los primeros 6 meses después de descontinuar su utilización.

Por otra parte, la FDA advirtió que su aplicación no deberá postergarse más allá de 33 días, caso contrario se requerirá una prueba de embarazo previa a la siguiente inyección. La administración de este medicamento debe ser supervisada por los médicos.
En vista de los beneficios que este producto ofrece, se espera que cumpla la demanda de miles de mujeres, a quienes ofrece una opción conveniente y confiable para la planificación familiar.

Tal como ocurre con otros métodos anticonceptivos basados en estrógenos y progestágenos, su utilización no es apropiada para algunas mujeres, incluyendo a las embarazadas o con sospecha de embarazo, las que presenten antecedentes de tromboflebitis o enfermedades tromboembólicas, enfermedad vascular cerebral o coronaria, cáncer hepático, diabetes severa, hipertensión arterial, fumadoras mayores de 35 años de edad y las que sufran hemorragias genitales anormales no diagnosticadas.

La utilización de este tipo de anticonceptivos se asocia con riesgo elevado de efectos secundarios cardiovasculares, que aumentan con la edad y los hábitos tabáquicos, y son especialmente elevados en mujeres mayores de 35 años. Algunas mujeres pueden sufrir alteración de sus patrones de sangrado.

Voceros de la compañía manifestaron que el producto estará en el mercado a finales de este año, con un costo de $30 a $37 por inyección.

La semana pasada, la FDA aprobó el uso de mifepristone, un antiprogestágeno que actúa induciendo al aborto. Estos dos nuevos medicamentos contribuirán a un mejor control de la natalidad en los EE.UU.

Pasará mucho tiempo hasta que se apruebe el uso de estos anticonceptivos en Venezuela. Mientras tanto, las campañas de educación sexual, que permiten prevenir las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos indeseados, constituyen una estrategia de vital importancia para el desarrollo de nuestro país.

09 10 2000 Saludisima

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*