Saludisima
×

Cambios en el cuerpo durante el embarazo

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Congestion mamaria

Al principio, tendrás la sensación de que vas a reglar, pero no te alarmes, porque no lo harás. Tus senos permanecerán congestionados, sensibles y aumentarán de tamaño. Todo esto empieza casi desde que falta tu primera menstruación, y durará todo el embarazo. En ocasiones es probable que incluso salga algún liquido claro o blanquecino a través del pezón. Es normal, no te preocupes.

Cómo manejarlo: Usa sujetadores sin varillas. Los de tipo deportivo son los más adecuados, porque sostendrán tu busto sin apretarlo. A veces alivia darte un suave masaje en los senos cuando estés en la ducha. Si tus senos te molestan demasiado, o la secreción del pezón es obscura, como mezclada con sangre, consulta a tu médico .

Disestesias pélvicas

El nombre es alarmante, pero bueno, casi todos los términos médicos lo son, así que no te preocupes. Disestesias pélvicas son, simplemente, sensaciones extrañas a nivel de los ovarios y en el bajo vientre, es decir, en la zona de la pelvis. Hay de dos tipos:

Calambres, tirones, o «descargas eléctricas»:

Se presentan en la zona de los ovarios durante los primeros tres meses, y se deben al crecimiento del útero y el estiramiento de los ligamentos que lo suspenden, principalmente de los ligamentos redondos y el ligamento ancho. Son síntomas normales siempre y cuando se presenten en los dos lados de forma semejante.

Cómo manejarlo: Es importante vigilar que estas sensaciones extrañas no se presenten principalmente de un solo lado. Si se vuelven dolorosas de mediana a gran intensidad, se puede sospechar que existe un embarazo ectópico (fuera de la matriz). Si presentas este síntoma, evita tomar analgésicos y ponte en contacto con tu médico.

Cólicos:

Son frecuentes al principio del embarazo y pueden ser de baja a mediana intensidad. En pocos casos llegan a ser de gran intensidad. Son normales, y no debes preocuparte. Se producen porque el útero, al detectar la presencia de algo en su interior (el embrión), trata de expulsarlo por reflejo al igual que lo hace con los coágulos de la menstruación. El embrión sano y normal no se verá afectado por estos cólicos ya que tiene muchas formas de «detenerse», ten por seguro que lo hará hasta con las «uñas», manteniéndose en su lugar.

Cómo manejarlo: Te recomendamos que tomes un poco de liquido y reposes cuando tengas cólicos. En caso de que sean muy frecuentes, intensos, o que se acompañen de cualquier tipo de sangrado, comunícate de inmediato con tu médico.

Poliaquiuria

Es el deseo de orinar con mas frecuencia. Es un síntoma normal que se presentará tanto en el primer trimestre como en el último.

Cómo manejarlo: ¿Qué esperas? ¡Ve a hacer pipí! ¡No te aguantes!

Inflamación

Todo o casi todo en tu cuerpo está cambiando, y tu sistema digestivo no es la excepción. Habrá cambios digestivos e intestinales que se presentarán desde el inicio de tu embarazo, así como inflamación abdominal, sobre todo del mediodía hacia la tarde. Es probable que te sientas incómoda y que al final del día en ocasiones estés muy inflamada.

Habrá días en que, mirando tu panza, te preguntarás por qué si sólo tienes dos meses de embarazo, parece que tuvieras cinco. La razón es que las hormonas del embarazo provocan que el movimiento intestinal se haga lento y de esta manera el intestino no tiene la capacidad de desalojar el gas. Es la conocida colitis, o colitis espástica, es decir, que causa espasmos o retortijones.

Cómo manejarlo:

Reposo: Trata de tomar una o varias siestas, aunque sean de 15 minutos, pero que logren relajarte. El reposo y el sueño te ayudarán a sentirte mejor en todos los sentidos.

Dieta: evita los alimentos que producen gas, ya que al digerirse aumentarán el efecto, y te sentirás peor. Trata de eliminar o al menos disminuir los siguientes alimentos: lácteos, azúcares refinados, caramelos, bebidas gaseosas, cebolla, brócoli, coliflor y leguminosas como lentejas, garbanzo, habas, frijoles, etc. Los condimentos, los picantes y los dulces ácidos como los tamarindos, que tanto se te antojan, quizá también intervengan en tu colitis.

Manchados Obscuros

Este tipo de manchas se presenta con mucha frecuencia en tu ropa interior, durante el embarazo y pueden ser indicativas de una variedad de trastornos, como son:

Sangrado del cuello de la matriz. Generalmente debido a un traumatismo, sobre todo si se presenta al día siguiente de tener relaciones sexuales, ya que el recubrimiento o epitelio del cuello uterino se puede volver más sensible.

Crecimiento de la placenta. En ocasiones, al crecer la placenta y fijarse al endometrio uterino, se llega a «romper» algún vaso sanguíneo y deja escapar algunas gotas de sangre. En su descenso hacia el exterior, estas gotas cambian de color y aparecen de un color más obscuro que el de la menstruación.

Implantación baja de la placenta. A menudo, al inicio del embarazo, la placenta en formación puede localizarse cerca del orificio interno del cuello uterino; cuando se dan algunas condiciones de contracción uterina o esfuerzos, se llegan a romper pequeños vasos dejando escapar algunas gotas de sangre que se presentan de color rojizo u obscuro, dependiendo del trayecto y tiempo que tarden en salir. Esto generalmente no representa una complicación para el embarazo, aunque si es importante tener cuidados especiales, y seguramente tu médico te someterá a ciertas restricciones. Ahora bien, el mismo crecimiento hará que la placenta migre hacia arriba. Entonces el embarazo se volverá a considerar como normal y se podrán levantar las restricciones establecidas por el médico.

Desprendimiento de placenta. Es frecuente que se presenten algunos pequeños desprendimientos de placenta en el embarazo temprano. Las causas pueden ser: algún esfuerzo que hayas hecho, contracciones uterinas, o falta de adhesividad de la misma placenta. La importancia y manejo de estos desprendimientos dependerá de su tamaño y localización. Generalmente, cuando se consideran de importancia, el médico te recomendará reposo.

Falla hormonal. En los casos en que las cosas no vayan muy bien para el embrión por falla hormonal en el cuerpo lúteo, estos sangrados pueden ser el aviso inicial de un aborto.

Embarazo anembriónico. Hay veces, en el embarazo, en que todo se desarrolla, menos el embrión, lo que ocasiona lo que se conoce como embarazo sin embrión o anembriónico, huevo ciego o síndrome del saco vacío. En estos embarazos llega un momento en que el cuerpo detecta que el desarrollo del embarazo no puede continuar sin embrión e inicia el proceso de expulsarlo por medio de contracciones que se incrementan poco a poco. Esto se llama trabajo de aborto espontáneo.

Ahora: favor de no alarmarse. Sólo el 12% de los embarazos conocidos terminan en un aborto espontáneo. De este 12%, el 85% se debe a alteraciones en la replicación celular del embrión en formación. Lo más probable es que tú estés perfectamente, y que dentro de unos meses tengas al bebé más hermoso del mundo.

Cómo manejarlo.

¿Cómo es posible saber qué está sucediendo? Lo mejor es llamar cuanto antes al médico para que te reviste tanto por exploración como por ultrasonido, para saber a ciencia cierta qué está pasando.

Enviado por Alfredo Urbano

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  1. Mariangel Abreu

    08/05/2013 at 02:44

    yo tengo un embarazo de 5.2 semanas!y fuy a mi ginecologo por un sangrado oscuro que tengo!me dijo que es por desprendiimiento de placenta pero muy fuerte;ya tengo 4 dias sangrando abundante y con mucho dolor noc que hacer? y no se si perdi a mi bebe porque en el eco salio el saco pero no el bebe noc que pensar!

  2. Yelitza Rangel

    05/07/2012 at 16:30

    Buenos días:

    según falta de mi periodo debo tener 9 semanas de embarazo, siendo mi última regla el 2 de mayo del 2012 por lo cual tengo 2 meses de embarazo, pero me hicieron mi primer eco transvaginal el martes 2 de julio, y resultó que según eco tengo 5.1 semanas de gestación, tengo cuerpo luteo y saco gestacional que mide 12,7 mm sin embrión, me dicen que debo repetirme el eco en 8 días. mi pregunta es: sí tengo dos faltas de periodo, es decir dos meses de embarazo cómo es que según el eco tengo 5.1 semanas y no 9 semanas? puedo haber quedaddo embarazada despues de la fecha según mi última regla? Por qué tengo dos ausencias de regla? por que no se ve el embrión? por favor responder, me siento muy trizte y desesperada. tengo 36 años y es mi segundo embarazo el primero fué perfecto ya mi pequeño tiene casi 6 añitos. este embarazo fué planificado. gracias por su atención espero respuesta.