Saludisima
×

Lecitina de Soja

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Este compuesto natural de la soja contiene múltiples factores nutricionales que te ayudarán a mantener tu mente y cuerpo saludables.

Si la lecitina fuese un medicamento en vez de un derivado 100% natural, tu doctor te estaría prescribiendo recetas todo el tiempo ¿Sus argumentos? Un gran beneficio para el cerebro, los sistemas nervioso y cardiovascular y el hígado, entre otros.

De hecho, ningún otro nutriente logra tanto en la lucha para mejorar y preservar la buena salud y vigorizar tu organismo que la lecitina.

Si bien dicho nutriente puede encontrarse en toda célula viva, su concentración más alta se observa en órganos vitales como el cerebro, corazón, riñones e hígado. Tu cerebro contiene una composición seca de 30% de lecitina aproximadamente.

Pero ¿qué es esta sorprendente sustancia y qué hace? Para un bioquímico no es más que el nombre dado al colino fosfaditílico. Sin embargo, sus funciones son un poco más complejas:

Cuando llega al cerebro, la lecitina es transformada en acetilcolina, un compuesto vital que funciona como transmisor de mensajes entre un nervio y otro. Por esta razón tiene un efecto probado sobre la memoria, la habilidad para pensar y discernir y el control muscular.

Ayuda a prevenir la acumulación de colesterol -y otras grasas- en las paredes de tus arterias y puede también ayudar a disolver grasas que ya se encuentren depositadas ahí.

En el hígado, metaboliza las grasas y reduce el riesgo de degeneración del órgano.

En cuanto al intestino, la lecitina ayuda a la absorción de las vitaminas A, D, E y K.

Un gran emulsivo

Al ayudar a disolver las grasas y el colesterol, la lecitina actúa como el emulsivo natural del cuerpo. Las grasas y los aceites forman parte de toda dieta, pero deben funcionar dentro del ambiente acuoso del cuerpo, no separado de éste.

Aunque el agua y el aceite no se mezclan, una simple molécula de lecitina puede hacer que se mantengan unidos.

El proceso es el siguiente: una parte de la molécula -que contiene ácidos grasos- es atraída por el aceite, mientras que el otro extremo, conformado por fósforo y nitrógeno, es atraído por el agua.

De esta forma, la lecitina actúa como un puente entre el agua y el aceite permitiendo que las partículas de colesterol se mantengan solubles mientras viajan por las arterias e impidiendo que formen depósitos en las paredes del torrente sanguíneo.

Uno solo de estos depósitos puede hacer colapsar una arteria coronaria trayendo como consecuencia un ataque al corazón.

Tónico para tus neuronas

Hace casi 30 años, científicos estadounidenses establecieron la relación existente entre la lecitina y la producción de un importante neurotransmisor -la acetilcolina- por parte del cerebro. Sin embargo, lo que más sorprendió a los investigadores fue que el cerebro tomaba la lecitina directamente del torrente sanguíneo.

El cerebro cuenta con una protección natural denominada barrera sanguínea, que lo protege de cualquier sustancia externa. Sólo unas cuantas sustancias, más que todo alcohol y algunas drogas, logran traspasar dicha barrera.

La lecitina, al ser una sustancia que atraviesa la barrera sanguínea, tiene un efecto directo sobre el cerebro.

Es bien sabido que todos los animales, incluyendo a los seres humanos, muestran pérdida de la memoria a medida que envejecen.

Pero lo que parece ser una novedad es la posibilidad de la prevención. Estudios recientes indican que es posible reprimir o minimizar estos cambios en la memoria a través de una dieta que contenga cantidades adecuadas de lecitina.

Es posible que te estés preguntando si realmente necesitas tomar un suplemento dietético con lecitina. La respuesta para la mayoría de las personas es que sí, aunque no sean mayores (y en especial si lo son) o si presentan cuadros clínicos de colesterol alto.

Aunque en la mayoría de los alimentos se encuentran pequeñas porciones de lecitina, dicha cantidad no es suficiente para obtener un beneficio significativo del nutriente.

¿Cómo escoger el mejor suplemento?

Debes estar muy atenta a la hora de seleccionar el suplemento adecuado. Muchos de ellos dicen contener lecitina como producto original, cuando ésta no es más que un derivado del colino. Esta y otras informaciones de importancia deben aparecer en la etiqueta.

Tampoco aceptes cápsulas de lecitina líquida. Dicha forma de manufacturación está destinada a funciones comerciales de otro tipo: actualmente se utiliza como emulsionante para comidas, cosméticos y pinturas, entre otros.

Además de poseer una cubierta de gel pegajosa y amarga al gusto, contiene 37 por ciento de aceites y sólo 60 por ciento de fosfatos. Esto las convierte en un suplemento dietético de baja potencia.

En realidad, hay muy pocos productos de buena calidad en el mercado naturista. Lo más recomendable es que busques aquel que ofrezca más de 90 por ciento de fosfatos, pues éstos son los más beneficiosos.

Las razones por las cuales debes consumir lecitina como un suplemento dietético están expuestas.

Si bien la búsqueda por un suplemento de excelente calidad puede ser, literalmente, “un paseo por el infierno”, no desistas: de ti depende mantenerte saludable.

Enviado por Jorge Urbano

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*