Las migrañas: un sufrimiento solitario

No se trata de una buena excusa para reclamar atención y cuidados, ni de una vía de escape, ni de una explosión emotiva. La migraña es un problema de salud con una causa bien definida y no tiene cura. Con los cuidados adecuados se puede mejorar considerablemente.

“La migraña o jaqueca (del árabe hacha, por la agudeza del dolor) es un trastorno neurovascular que responde a una predisposición genética hereditaria a padecer de dolores de cabeza, asociados con náusea, propensión al vómito y una hipersensibilidad a los estímulos sensoriales: la luz, el ruido y los olores”, explica la Dra. María Carmen Wilson, directora del departamento de Manejo de Dolor y de Cefaleas del Hospital General de Tampa, en la Florida y directora del Programa de Residencia en Neurología de la Universidad del Sur de la Florida.

La migraña es un trastorno de por vida que tiene altibajos. Este trastorno es cíclico, es decir, tiene períodos de recrudecimiento y períodos de remisión

A nivel mundial un 12 por ciento de la población sufre de migrañas. En Estados Unidos existen 28 millones de personas afectadas, según datos de la Fundación Nacional de Cefalea. De ellas, el 18 por ciento son mujeres y el 7 por ciento hombres.

Las migrañas alcanzan su pico máximo entre los 25 y 55 años, según The American Journal of Managed Care. Sin embargo, no se trata de una enfermedad de adultos. Puede aparecer tan temprano como a los 4 ó 5 años. La tendencia a marearse cuando se está en movimiento (en un medio de transporte) es un elemento muy común que sirve para predecir los casos de migrañas.

La migraña es un trastorno de por vida que tiene altibajos. Este padecimiento afecta profundamente las funciones de la persona en su trabajo profesional u hogareño, al igual que en los estudios. Incluso el sueño, antídoto natural contra la migraña, se ve interrumpido. El sueño acalla e interrumpe la activación cerebral que se produce durante el ataque migrañoso. Sin embargo, a veces el dolor es tan intenso que impide conciliar el sueño.

Este trastorno es cíclico, es decir, tiene períodos de recrudecimiento y períodos de remisión. Es posible que los dolores desaparezcan por muchos años y un evento especial los vuelva a desencadenar. Sin embargo, sólo en casos extremos se puede convertir en un padecimiento crónico.

“Existen muchos pacientes que experimentan dolores de cabeza con carácter estacional”, explica la neuróloga María Carmen Wilson. “Revelan una tendencia al empeoramiento en la primavera o en el otoño”, agrega.

La cefalea benigna crónica es más incapacitante y se produce generalmente cuando no se identifica y trata a tiempo con la medicina apropiada, y se abusa de los remedios sin prescripción médica, como las combinaciones de acetaminofeno, aspirina y cafeína. En estos casos, el remedio termina convirtiéndose en la enfermedad.

“El uso de estas medicinas desencadena un mecanismo de rebote en el organismo que puede convertir un trastorno episódico en uno crónico, en personas que tienen una propensión a sufrir jaquecas”, dice la neuróloga.

La migraña se agrava por la conjunción de múltiples factores ambientales y culturales, según la Fundación Nacional de Cefalea de Estados Unidos:

  • Los ciclos menstruales
  • El exceso o la falta de sueño (por presión laboral o de estudios)
  • Ciertos alimentos y productos: lácteos, alcohol (vino y champán), nitratos, chocolate, condimentos, edulcorante aspartame, café, té, refrescos con cola
  • La discontinuidad en las comidas (la reducción de los niveles de azúcar agravan las migrañas)
  • Los medicamentos vasodilatadores
  • Las medicinas en general
  • Los cambios de presión atmosférica
  • El exceso de luz solar, luces fluorescentes, exposición a la televisión o al cine
  • La polución
  • El estrés
  • Los olores muy fuertes

La clave de la aparición de las migrañas reside, según la especialista, en la combinación de estos factores, su cantidad y el momento cuando se produce la exposición que da lugar al ataque.

“Si una mujer está en fase premenstrual y hay un cambio de la presión atmosférica, y ese día experimentó mucho estrés, comió queso y tomó unas cuantas copas de vino es muy probable que tenga una migraña”, ilustra la doctora Wilson.

Esto no se produciría si no coincidieran esos elementos al mismo tiempo. Si bien hay algunas condiciones ambientales y sociales que no se pueden modificar, la persona con propensión a sufrir migrañas debe llevar un control de su estilo de vida.

Algunos individuos afectos de migraña pueden padecer síntomas el día anterior al ataque. Estos pueden ser excitadores o inhibidores. “En el primer caso el paciente experimenta una sensación de agitación, euforia, ansiedad por consumir ciertos alimentos, especialmente dulces”, explica la doctora Wilson. “O por el contrario, la jaqueca se puede anunciar por medio de una sensación de depresión sin ninguna causa, malestar generalizado, falta de energía”, dice.

Una vez que el ataque se ha producido, los síntomas pueden ser:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Falta de concentración y alteración de la memoria
  • Alucinaciones, luces enceguecedoras y titilantes
  • Dolor pulsátil en un costado de la cabeza

Por otra parte, esos síntomas pueden verse agravados con la actividad física cotidiana.

Existe una variedad de la migraña que se conoce como “migraña con aura”. En este caso, la migraña viene precedida por síntomas neurológicos, tales como trastornos y distorsiones visuales y sensoriales que duran un promedio de 20 minutos y detrás de los cuales se produce el dolor de cabeza. Este tipo afecta aproximadamente al 15 por ciento de los pacientes migrañosos.

Cómo reconocerla

La Sociedad Internacional de la Cefalea reconoce la presencia de una migraña cuando por lo menos se dan cinco ataques en los que se produzca:

  • Dolor pulsátil (con un componente de latido) unilateral o bilateral
  • Náuseas
  • Sensibilidad a la luz y al sonido
  • Incremento del dolor con el movimiento y la actividad de rutina
  • Imposibilidad de continuar la actividad diaria

GRAZIANA PALAZZO

| |

Más información sobre:
, , , , .

 

Comentarios de los lectores

3 comentarios para “Las migrañas: un sufrimiento solitario”

  1. el 23 Mar 2010 a las 03:00Jesús A. Soto

    Saludos. Muy bueno el artículo. Yo sufro de Migrañas desde los 5 años de edad. Lo que SI es cierto es que este en un dolor poco comprendido, cuando una persona manifiesta que siente mucho dolor, más de una vez te dice “tómate media pastilla de esto” “olvídate del dolor” ” no le hagas caso eso está en tu cabeza”, lo digo con conocimiento. El dolor si es cíclico hay veces que por temporada este casi desaparece pero en ocasiones vuelve y con un dolor muy fuerte. Yo al menos trato de identificar los alimentos que me producen las jaquecas. A los que sufren de esto ánimo y a los que no “que bueno” pero no critiquen a los que padecen de este mal. Felicitaciones a este sitio por dicho artículo.

  2. el 04 Aug 2013 a las 04:00Leysi padron

    Exelente articulo de la Neurologa, solo sabe de este dolor tan desesperante de migrañas quien lo pueda experimentar pues no tiene explicacion ni calificativos lo intenso y desagradable que puedeser una cefalea migrañosa , dan ganas de suicidarse cuando estas con el dolor no hay nada q lo quite enesos 20 minutos es desesperante, que dios los acompañe y no padescan nu ca de esta rerrible enfermedad, llevo un mes en crisis estacionaria y nada me previene las crisis e tratado muchos tratamientos sin exito… Es desesperante

  3. el 04 Aug 2013 a las 04:07Leysi padron

    Exelente articulo de la Neurologa, solo sabe de este dolor tan desesperante de migrañas quien lo pueda experimentar pues no tiene explicacion ni calificativos lo intenso y desagradable que puedeser una cefalea migrañosa , dan ganas de suicidarse cuando estas con el dolor no hay nada q lo quite enesos 20 minutos es desesperante, que dios los acompañe y no padescan nu ca de esta rerrible enfermedad, llevo un mes en crisis estacionaria y nada me previene las crisis e tratado muchos tratamientos sin exito… Es desesperante , las personas te miran como objeto raro cuando estas con el dolor nadie entiende nada y no imaginan como te puedes sentir al punto de desmayarte , existe muy poca informacion y ayuda para migrañosos, por favor mas humanidad

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.