Saludisima
×

Chequeos y estudios para vivir más

Compartir esta páginaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ir periódicamente al médico puede salvarnos la vida. Las mujeres nos ocupamos de la salud de toda la familia, pero que pasa cuando nos toca a nosotras?.

Es habitual, en los consultorios de los especialistas, la pregunta obligada de las pacientes sobre que tipo de estudios es necesario realizarse a medida que pasan los años. Estos estudios, en realidad, representan sólo una parte de verdadero control con el médico de cabecera, el de la familia o el clínico.

chequeos médicosPorque será el profesional el responsable de armar una historia personal del paciente que se completará con datos como, por ejemplo, las enfermedades que ha padecido, los hábitos de vida, donde vive, cual es su trabajo etc. En base a la información recabada, el médico determinará los estudios complementarios que la persona deberá realizarse y dará las indicaciones pertinentes.

A los 30 años

El primer paso es un interrogatorio completo para recabar la información útil sobre la paciente y su estado general de salud. Luego deberá realizarse un examen físico general que deberá incluir el control de la presión arterial y del peso. Si bien a esta edad no es necesario realizar determinados tipo de análisis de sangre, el médico suele solicitar: hemograma, para saber la cantidad de glóbulos rojos y blancos y las plaquetas. Glucemia, para determinar el nivel de azúcar en la sangre y colesterol total. Como están en la edad de tener hijos también se incluirá un rastreo para saber si padecieron o si están vacunadas contra la rubéola o la varicela, ya que ambas enfermedades pueden ocasionar malformaciones congénitas en el bebé.

El control ginecológico comprenderá el Papanicolau, aconsejado desde el comienzo de las relaciones sexuales; colposcopia, para conocer el estado del cuello del útero y palpación mamaria, que según los resultados que arroje y los antecedentes de la paciente puede generar la realización de algún otro tipo de estudio específico.

A esto hay que sumar un examen de piel que debe realizarse por un dermatólogo para revisar manchas, pecas y lunares y detectar anomalías para tratarlas a tiempo si fuera necesario.

A los 40 años

Cuando las mujeres ingresan en su cuarta década de vida, los estudios que deben incluir el chequeo periódico son los mencionados para los 30 años pero además es recomendable una mamografía anual y un conteo de colesterol total, es decir, colesterol “bueno” o HDL y del “malo” o LDL, más el control de los triglicéridos.

A los 50 años

Cumplidos los 50, las mujeres deberán hacerse por indicación de su médico, los mismos controles que a los 40, excepto los que tienen que ver con posibles complicaciones en el embarazo.

En este etapa se agregará como estudio de rigor el rastreo para descartar cáncer de colon. Se pueden realizar con diferentes métodos, pero el más común es un estudio llamado fibrocoloncoscopía. También pueden aparecer deficiencias en el funcionamiento de la glándula tiroides. Luego de la menopausia existe un aumento en las casos de hipotiroidismo por lo que el médico puede indicar una medición de TSH en sangre. No puede faltar el control del corazón a través de dos pruebas clave: un electrocardiograma y la prueba del esfuerzo. La densitometría ósea permitirá evaluar la calidad de los huesos, momento en el que los requerimientos de calcio en la dieta deben aumentar. Y no debe olvidarse nunca el control ginecológico imprescindible desde la primera menstruación.

Y ya sabes, aunque muchas veces escuchemos que todo está bien y que nos parezca que perdimos tiempo yendo al médico, con que una sola vez tomemos a tiempo un problema grave, ya habremos ganado años.

Cuida tu salud, ve al médico periódicamente y no dejes de preguntar todo lo que te interesa. Comparte tus experiencias con otras personas a quienes pueden serle útiles.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*